<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1609420709362109&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Vivendex visita el Trampa de Vallvidrera

Vivendex visita el Trampa de Vallvidrera

Entrevista con Silvia Baldellou

Como ya sabréis, el año pasado abrimos oficina nueva en Vallvidrera y desde entonces hemos tenido la suerte de poder integrarnos poco a poco en el tejido social del barrio. Por ello, sabemos que el restaurante Antigua casa Trampa es uno de los locales más icónicos de la zona, un punto de encuentro y centro de reunión de amigos y vecinos. También es un excelente restaurante en el que van a comer o cenar personas de todas partes, sobre todo en fin de semana. Se acerca gente de toda España, atraída por la autenticidad de su cocina catalana.

IMG_20160426_105506.jpg

Hoy hemos querido conocer a la responsable de su funcionamiento, Silvia Baldellou.

Buenos días Silvia, ¡gracias por recibirme!, la saludo. Ella se acerca decidida, con una sonrisa y un café. Nos damos dos besos y nos sentamos en una mesa para empezar con la entrevista:

¿Cuánto llevas ocupándote del Trampa?, es mi primera pregunta. “Pues ahora ya hará unos 31 años”, contesta, y se queda tan tranquila. Pongo los ojos como platos porqué es muy joven para llevar 31 años en el restaurante …

“Empecé a trabajar aquí a los 16. Trabajaba mientras estudiaba ADE. Me gusta mucho el trato con la gente, dar un buen servicio al público. Recuerdo pasarme la carrera haciendo casi todos los trabajos de grupo yo sola y sin poder asistir a las cenas que organizaban los compañeros. Me apuntaba más tarde, a la fiesta, cuando cerrábamos. Siempre me ha gustado esto, la restauración. Seguí estudiando, dos máster, uno en marketing y el otro de publicidad, pero al final preferí quedarme en el Trampa, al fin y al cabo lleva 100 años en la familia. “

Me intereso por conocer su historia, ¿cómo empezó?

“Existe desde 1804. Tenemos una placa del ayuntamiento en la entrada que lo certifica. En el suelo. Antes de que la cogiera mi abuelo era una parada y fonda, un lugar donde llegaban los carruajes y las personas descansaban y tomaban algo. Después, durante la época de mi abuelo, fue una fonda – restaurante. Muy pequeña, primero. Se dedicaba a repartir comidas para los veraneantes, a domicilio. De hecho, el abuelo quiso atender mejor aún a estos veraneantes y darles alojamiento, en el hotel Monte Amaya durante unos 10 o 12 años. Ya no existe. Mi madre, en los años 70, consiguió que el restaurante fuese cobrando fama e importancia y vivimos un punto álgido en los años 80 y 90. La gente hacía cola, esperaba su turno. “

Placa del ayuntamiento:

IMG_20160426_105353.jpg

“Sabes aquel refrán que versa … ¿ Padre comerciante, hijo caballero, nieto pordiosero? Pues no es nuestro caso. Cuando me quedé con el Trampa no reventé el negocio, para nada. Al contrario, y muy a pesar de la crisis, hemos ido manteniendo la clientela, la eficacia del servicio y la calidad. “

Es el momento de hacer mi siguiente pregunta: De hecho, habéis abierto un segundo local, una pastelería, el Trampita Dulce, ¿verdad?

“Exactamente. Hace un año y medio. Teníamos una chica en la cocina a la que le gusta mucho la repostería. Asistió a un curso de la Hofmann y todo. Nos empezó a ilusionar este proyecto a las dos y coincidió que teníamos mucha gente en plantilla que podíamos destinar a un segundo local. Era el momento. “

¿Qué crees que atrae a la gente hacia el Trampa?, solicito.

“Pues a la gente de fuera creo que lo que les encanta es la relación calidad-precio. Se come muy bien por un coste más que razonable. En cuanto a las personas de aquí Vallvidrera me parece que además les gusta que estemos muy integrados, siempre mostramos respeto y apoyo a todo el barrio. “

El vino de la casa, un rioja espectacular:

IMG_20160426_105617.jpg

Pienso que es muy cierto. Silvia nos ayudó mucho cuando inauguramos la oficina … aprovecho el momento para hacer una última pregunta: Somos tus vecinos, le digo. ¿Qué opinas de Vivendex?

“Pues que sois muy sanos, vuestro CEO me parece amable y profesional y al menos a uno de los asesores lo conozco de siempre, es del barrio … También es agradable ver que se abren nuevos locales en vez de cerrarse, que la vida, el ambiente, va retornando después de la crisis. Cuantos más seamos más reiremos “.

¡Encantados de reirnos contigo, Silvia!

Autor: Marina Arall,

               Vivendex marketing manager    

También podría interesarle:

Newsletter

    Oficinas Immobiliarias Vivendex

    Immobiliaria Barcelona

    Immobiliaria Reus