<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1609420709362109&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Síndrome del nido vacío, te afecta más de lo que crees

Síndrome del nido vacío, te afecta más de lo que crees

La familia es como cualquier ser vivo: dinámica, sensible y cambiante. Y, como el individuo, pasa por diferents etapas vitales a las que nadie es inmune. Cuando los hijos se van de casa, aparece, casi sin excepción, en mayor o menor medida, una sensación de carencia y soledad a la que llamamos síndrome del nido vacío. Quizás como padres modernos pensarais que, al tener una "vida propia", unos estudios, unos hobbies... al mantener con vuestros hijos una relación de proximidad... no os iba a afectar. ¿A mí? Venga ya... Pues mira tu por donde que... va y te pasa. Claro que será en su vertiente más light dado que sois unos padres con muchos recursos para hacer frente a este nuevo panorama que se extiende frente a vosotros. Y es evidente que aunque el nido quede vacío físicamente, no tiene porqué quedar vacío de emociones. La ilusión y el buen humor pueden llenar las estancias del hogar de nuevo bien pronto.

Cuando tienes hijos, como sabéis, desarrollas una habilidad especial para aprovechar al máximo tanto el tiempo como el espacio. En el piso familiar hay que caber todos y, todas nuestras cosas, pero después ellos se van y te sientes extraño en esa amplitud... aunque, reconozcámoslo: gozar de espacio para, por ejemplo, tener ese despachito que nunca has podido montarte para tus aficiones siempre va muy bien. Esto no quiere decir que no puedas guardar ciertos objetos de recuerdo, juguetes, libros del cole, esa figurita que te hizo tu peque en clase de plástica...

Al fin y al cabo, hoy en día hay muchas personas que después de llegar a su ansiada jubilación, todavía deben seguir sustentando a todos, ya que a los hijos les cuesta cada vez más conseguir su independencia económica. Si tienes la suerte de que todo ha seguido el curso natural, quizás, en vez de reformar o reaprovechar las habitaciones de tu casa para otros usos, te plantees directamente mudarte a un inmueble más práctico y más pequeño.

Si este es tu caso, eres un downsizer y desde Vivendex queremos darte un par de consejos:

  • Sí, hay menos gente en casa pero no necesariamente vas a necesitar mucho menos espacio. Puede que añadas actividades a tu rutina que requieran de una de esas habitaciones extra a las que planeas renunciar. Quizás debas alojar invitados o puede que con el tiempo a los nietos...

  • Es fundamental que te sientas muy cómodo en el nuevo hogar. Piensa en los acesos, puede que el ascensor sea pronto imprescindible. También escoge bien la zona. Que estéis más solos no quiere decir necesariamente que os vayáis al monte como ermitaños, si ese nunca fue el plan. Los servicios siguen siendo muy importantes aunque ahora sean aquellos que tu necesites los que cuenten... y no los colegios y los parques.

  • Es importante también contar con que los ingresos de jubilación no serán los mismos. Os va a hacer falta una casa que no tenga tantos gastos de escalera, o un inmueble más sostenible que os ayude a consumir menos y se note a fin de mes.

¿Quieres echarles una hojeada a los pisos que tenemos en cartera? ¡Visita nuestra página web

O si prefieres que te asesoremos, ¡ponte en contacto con nosotros en el 93 418 49 48!

Os ha informado Vivendex soluciones inmobiliarias

También podría interesarle:

Newsletter

    Oficinas Immobiliarias Vivendex

    Immobiliaria Barcelona

    Immobiliaria Reus