<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1609420709362109&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
    ¿Qué requisitos me van a pedir para solicitar una segunda hipoteca?

    ¿Qué requisitos me van a pedir para solicitar una segunda hipoteca?

    Recibe todas las novedades

    Requisitos que debes cumplir para solicitar una segunda hipoteca y características de este tipo de producto bancario.

    Tener una segunda residencia es un sueño para muchos españoles que se ha acentuado con el Covid. Una vivienda con espacios al exterior, en una zona tranquila, cerca de la playa, en el pueblo o en la montaña.

    Las limitaciones a la hora de viajar al extranjero han provocado que muchos españoles decidan destinar el dinero que tenían ahorrado para viajar a una segunda residencia

    Aunque solicitar una segunda hipoteca es un trámite muy común, lo cierto es que este producto cuenta con unas condiciones más estrictas que las hipotecas tradicionales, algo que nos obliga a estudiarlas de manera independiente.

    Sea como sea el tipo de hipoteca que necesitas solicitar (primera o segunda vivienda) nuestro Simulador Hipotecario te ayudará a calcular la cuota mensual a la que tendrás que enfrentarte.

    calculador de hipoteca

    A continuación analizaremos los requisitos que debemos cumplir para pedir una segunda hipoteca y las características diferenciales de estos productos bancarios.

    Importe financiado entre el 60% y el 75%

    Una de las principales diferencias entre una hipoteca para una vivienda habitual y una hipoteca para segunda residencia es el porcentaje de financiación que nos concederá nuestra entidad bancaria.

    Si en una hipoteca para primera vivienda suelen conceder el 80% del valor escriturado (o del valor de tasación, dependiendo de cada banco), a la hora de solicitar una segunda hipoteca la cantidad financiada estará entre el 60% y el 75%.

    Raramente el banco ofrece una financiación del 100% a no ser que estemos comprando una de sus viviendas en cartera.

    Mayor volumen de ahorros

    Dado que la cantidad que nos ofrecerá el banco para solicitar una segunda hipoteca será menor, la cantidad que como compradores tendremos que tener ahorrado tendrá que ser superior.

    Al 10% o 15% sobre el valor escriturado que necesitamos disponer para cubrir los gastos relativos a la transacción (Impuesto, Gestoría, Notaría, Registro...) habrá que sumar otro 25% o 40% para cubrir la parte de la vivienda que quede sin financiar.

    Es decir, si vamos a comprar una segunda residencia valorada en 200.000 euros, tendremos que tener entre 70.000 y 110.000 euros ahorrados para poder optar a una hipoteca.

    Menor plazo de amortización

    Por otro lado, el plazo de amortización concedido a segundas residencias suele ser sustancialmente inferior que el concedido a primeras residencias. Mientras que el plazo otorgado en el primer caso puede llegar hasta los 40 años, para una hipoteca de segunda residencia no suele concederse un plazo de amortización superior a los 25 años. 

    Hay que tener en cuenta que este producto bancario suele ser solicitado por personas de avanzada edad, algo que puede provocar que el plazo de amortización concedido sea incluso menor. 

    Tipo de interés más elevado

    La mayoría de entidades financieras suelen aplicar un tipo de interés más alto en las hipotecas de viviendas para uso vacacional. El motivo radica en que si al hipotecado le surge algún problema económico, lo primero que dejará de pagar será la hipoteca asignada a su segunda residencia. 

    En consecuencia de esto y de todo lo anterior, las cuotas mensuales a las que se debe hacer frente para una hipoteca de segunda residencia suelen ser más elevadas, aunque todo dependerá de otros factores como el tipo de hipoteca elegida (fija o variable) o de si contratamos otros productos vinculados a la entidad bancaria.

    Otros requisitos

    Dado que una segunda hipoteca supone para el banco un mayor riesgo de impago, los requisitos generales para acceder a ella también son más estrictos.

    Por un lado, debemos demostrar que tenemos cierta solidez económica, algo para lo cual comprobarán nuestro sueldo, vida laboral e incluso a veces nuestra última declaración de la renta.

    El hecho de disponer de otras propiedades ya pagadas o de avales bancarios nos pondrá el camino más fácil a la hora de solicitar una segunda hipoteca ya que, en caso de impago, el banco podrá quedarse con ellas.

    *Recuerda que con nuestro Calculador de Hipoteca podrás hacerte una idea de la cuota hipotecaria mensual que tendrás que afrontar en función del valor de la vivienda a la que quieras acceder.

    Calculador de Hipoteca

    7-septiembre-2021 | Etiquetas: hipotecas, Consejos Comprador, Info Inmobiliaria

    francesc-quintana

    Francesc Quintana

    Executive Director

    f.quintana@vivendex.com

    Recibe todas las novedades

    También te puede interesar: