<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1609420709362109&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
    Gastos deducibles al alquilar una vivienda

    Gastos deducibles al alquilar una vivienda

    Recibe todas las novedades

    Te contamos los gastos que podrás deducirte como propietario de una vivienda alquilada en tu próxima Declaración de la Renta.

    Los contribuyentes que tengan alquilada su vivienda están generando una renta de capital inmobiliario, por lo que deberán tributar por ello. Esta renta se incluye dentro de la base imponible del ahorro a los tipos vigentes del IRPF de la siguiente manera:

    Rentas del ahorro

    • Hasta 6.000 euros: tributan al 19%
    • Entre 6.000 y 50.000 euros: tributan al 21%.
    • Entre 50.000 y 200.000 euros: tributan al 23%
    • Más de 200.000 euros: tributan al 26% (hasta hace poco lo hacían al 23%).

    La principal diferencia entre el alquiler tradicional y el turístico es que en el primero, si el inmueble alquilado se trata de la vivienda habitual del inquilino, el arrendador podrá acceder una reducción del 60% sobre la base imponible.

    Ejemplo: si hemos alquilado nuestra propiedad como vivienda habitual obteniendo por ella una renta anual de 12.000, solo pagaremos impuestos por el 40% de esa cantidad, es decir, por 4.800 euros. 

    Este aspecto es muy importante a la hora de calcular la rentabilidad que podemos optar a través de una vivienda alquilada en función de si optamos por uno u otro tipo de alquiler.

    >> Descargar Calculadora de Rentabilidad <<

    Gastos del alquiler deducibles

    Además de la reducción del 60% por vivienda habitual, tanto el alquiler tradicional como el turístico podrán acogerse a otra serie de deducciones relacionadas con la vivienda y su mantenimiento. Aunque la normativa no establece una lista cerrada de ellas, a continuación pasaremos a detallar los gastos deducibles en alquiler más habituales.

    Impuestos

    Los propietarios de una vivienda en alquiler podrán deducirse todos los tributos y tasas no estatales que haya que pagar en relación a la vivienda: Impuesto de Bienes Inmuebles, tasa de basura, tasa de agua...

    Seguros

    También serán deducibles las primas de los seguros vinculados con la vivienda que se encuentren a nombre del arrendador: seguro del hogar, seguro de alquiler, seguro de robo, de incendio etc.

    Gastos de rehabilitación y mantenimiento

    Se refiere a todos los gastos en reparaciones y rehabilitaciones necesarios para el mantenimiento de la vivienda: pintura, aislamiento, arreglo o sustitución de suministros, instalación de puertas de seguridad etc.

    Suministros

    En el caso de que sea el propio arrendador el que haga frente al pago de los suministros del hogar como la luz, el gas, el agua o el internet, estos también podrán deducirse en el IRPF.

    Intereses de la hipoteca

    Si la vivienda alquilada posee una hipoteca a su nombre, el propietario también se podrá deducir los intereses satisfechos a la entidad financiera durante su amortización. También serán deducibles otros gastos financieros como los relativos a la garantía hipotecaria o los gastos de formalización. 

    Cantidades devengadas por terceros

    Otros gastos deducibles al alquilar una vivienda serán, por un lado, los relacionados con la contratación de servicios profesionales de terceros para el alquiler del inmueble o la redacción de los contratos. Aquí entrarían los gastos por los servicios prestados por una agencia inmobiliaria.

    Y, por otro lado, también se podrán deducir los gastos devengados que tengan como objetivo la prestación de servicios de forma directa o indirecta sobre el inmueble. Nos referimos a gastos de administración, de vigilancia, jardinería, seguridad etc.

    Amortización de la vivienda

    Y, para terminar, contará como gasto deducible al alquilar una vivienda, el gasto que corresponda por la amortización del propio inmueble alquilado, una deducción que viene determinada por Hacienda y que se corresponde con un 3% anual sobre el valor mayor entre el coste de adquisición satisfecho y el valor catastral (sin incluir el valor del suelo en ambos casos).

     

    *Recuerda que para calcular la rentabilidad a la que podrás optar con tu vivienda, puedes hacer uso de nuestra calculadora de rentabilidad.

    >> Descargar Calculadora de Rentabilidad <<

    7-octubre-2021 | Etiquetas: Info Inmobiliaria

    francesc-quintana

    Francesc Quintana

    Executive Director

    f.quintana@vivendex.com

    Recibe todas las novedades

    También te puede interesar: