<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1609420709362109&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
    LUZ,VISTAS Y AMPLITUD EN LES CORTS

    LUZ,VISTAS Y AMPLITUD EN LES CORTS

    Recibe todas las novedades

    Después de la comida de este domingo, me siento en la terraza para tomarme mi café, que hoy sabe delicioso. La tele se oye suave, a través de los altavoces que hay instalados  aquí, pero ¿quién le presta atención delante del panorama que se despliega frente mis ojos?

    Dejo pasear mi mirada…  allí a lo lejos veo como se van llenando las gradas superiores del Camp Nou,  hoy hay fútbol y dentro de poco me llegarán los cánticos de los seguidores y el clamor de cada gol.

    Desde aquí veo a mi hijo mientras se prepara para jugar un partido de tenis en una de las pistas del Club Laietà, enfrente nuestro. Es una obsesión la que tiene con este deporte, y para él venir a vivir aquí ha sido como una bendición. Entrena cada día después de sus clases ¡Qué suerte tener la universidad a pocos pasos de casa!

    La niña me está diciendo adiós desde el recibidor, lleva una toalla al hombro; se ha hecho la masmejoramiga de la vecina del noveno y aprovechan las tardes de los domingos para bajar a la piscina, tomar el sol y bañarse, tienen la misma edad y por lo visto también les gustan los mismos chicos… ¡Qué mayor que está!

    FotorCreated

    Emilio está echando una cabezadita plácidamente en el sofá, frente la chimenea. En invierno cuando la encendamos me costará sacarlo de ahí. Pero hoy tengo otros planes para él, quiero que me instale una balda en el baño de nuestra habitación y cuelgue el cuadro que nos regaló Adriana para nuestra boda en la pared que queda junto a la mesa del comedor, como es grande, estoy segura que lucirá estupendamente. Desde que nos mudamos no paro de abusar de sus dotes de “manitas”, sé que  protestará y pondrá ese mohín que tanto me gusta, pero al final, como siempre, cederá.

    Apuro el último sorbo de café, es el que mejor me sabe…

    ¡Qué tranquilidad!

    Y es que lo supe nada más entrar.

    Cuando la comercial de Vivendex nos enseñó este piso, supe que era aquí donde sería feliz.

    vivendex

    Vivendex

    Specialists in real estate

    vivendex@vivendex.com

    Recibe todas las novedades

    También te puede interesar: