<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1609420709362109&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

El alquiler turístico en Barcelona se desinfla

El alquiler turístico en Barcelona se desinfla

Josep tenía un apartamento heredado en pleno corazón de Eixample. El apartamento tenía todo lo que un turista puede necesitar para alojarse en la ciudad condal: céntrico, bien comunicado, con ascensor, reformado... El apartamento en Eixample tenía incluso una pequeña terraza que hacía las delicias de todos los turistas. 

Con una situación tan privilegiada y haciendo caso de los consejos de sus amigos, Josep se animó a sacar su vivienda al mercado del alquiler turístico, sin embargo, después de unos meses probando esta nueva vía de obtención de ingresos, Josep descubre que las molestias y gastos que conlleva esta gestión, no compensa los ingresos extra obtenidos.

La historia de Josep, es una historia ficticia, sin embargo, se trata de la situación real de cada vez más arrendadores en Barcelona.

Según los datos que maneja Alquiler Seguro, el alquiler turístico experimentó en 2019 un descenso del 1,2%, unos datos que contrastan con el crecimiento exponencial experimentado entre los años 2017 y 2018 (en torno al 25% y el 30%). 

Pero, ¿a qué se debe este descenso en el número de viviendas destinadas al alquiler vacacional en Barcelona?

Motivos del descenso del alquiler turístico en Barcelona

Según apuntan desde Alquiler Seguro, el descenso del alquiler turístico en Barcelona se debe a dos motivos principales:

Rentabilidad menos atractiva

Hace cosa de tres años, el alquiler turístico creció en Barcelona por el afán de los arrendadores por conseguir altas rentabilidades en poco tiempo.

Sin embargo, los gastos que tienen que asumir los propietarios de pisos turísticos, son más elevados que en el caso del alquiler convencional. En el alquiler turístico, los propietarios tienen que hacer frente a costes como luz, agua, calefacción o comunidad de vecinos, gastos que asumen los inquilinos en el caso del alquiler convencional. 

Además, el arrendador de un inmueble destinado al alquiler residencial, puede desgravarse hasta el 60% de las tributaciones, algo que no puede hacer el arrendador de un inmueble turístico. 

Por otro lado, hay que tener en cuenta que no todos los distritos en Barcelona adquieren el mismo nivel de rentabilidad por medio del alquiler turístico. Aunque de media se calcula que es necesario un nivel de ocupación en torno al 60% para comenzar a experimentar rentabilidad, hay ciertos barrios como Ciutat Vella, Horta Guinardó Nou Barris o Sant Andreu donde la ocupación necesaria es superior.

Otros barrios, en cambio, como Eixample, Gràcia y Les Corts, alcanzarían el mismo nivel de rentabilidad con niveles de ocupación inferiores. 

Mayores requisitos a cumplir

Para poder regularizar la situación de una vivienda turística en Barcelona, es necesario solicitar una licencia al ayuntamiento indicando el inicio de apertura de actividad. 

Licencia de vivienda de uso turístico en Barcelona

* El 15 de noviembre de 2019 se publicó en el Boletín Oficial de la Provincia de Barcelona, un acuerdo de suspensión de las comunicaciones previas de inicio de actividad para la instalación y/o ampliación de viviendas de uso turístico. El periodo de suspensión, tendrá una duración máxima de un año desde su entrada en vigor. 

La suciedad, desperfectos y quejas de los vecinos son otros de los motivos que han desencadenado que los arrendadores de este tipo de inmuebles se decanten por otras vías de obtención de rentabilidad. 

Con todas estas premisas sobre la mesa, el alquiler turístico en Barcelona desciende de manera considerable para dejar la puerta abierta a otras vías de obtención de rentabilidad como el alquiler residencial o la venta. Si tienes una propiedad en Barcelona y quieres saber cuál es la opción más rentable, contacta con Vivendex. 

 

También podría interesarle:

Recibe las novedades

    Oficinas Immobiliarias Vivendex

    Immobiliaria Barcelona

    Immobiliaria Reus