<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1609420709362109&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

¿Cómo afectará la segunda ola de coronavirus a la vivienda en Barcelona?

¿Cómo afectará la segunda ola de coronavirus a la vivienda en Barcelona?

Recibe todas las novedades

Analizamos junto con Francesc Quintana, CEO de Vivendex, cómo afectará la segunda ola de coronavirus al mercado de la vivienda en Barcelona en lo que queda de año.

La segunda ola del coronavirus ya es una realidad en nuestro país, sobre todo, en una ciudad como Barcelona donde la incidencia parece encontrarse prácticamente desbordada. Ante una situación tan crítica, muchos de los que tenían pensado realizar una transacción inmobiliaria en los próximos meses se preguntan si nos encontramos en un buen momento para comprar o vender vivienda.

Para dar respuesta a estas inquietudes, nuestro CEO Francesc Quintana hace una reflexión sobre cómo afectará esta segunda ola de coronavirus al mercado de la vivienda en Barcelona, unas previsiones que podréis descargar de manera gratuita junto con la evolución de precios por distritos en el siguiente informe inmobiliario de Barcelona de Vivendex.

Informe inmobiliario 3º trimestre de 2020 en Barcelona

Previsiones para la vivienda en Barcelona, Francesc Quintana

Mi resumen de las previsiones para el tercer trimestre era “inestabilidad con tendencia a la baja”, algo que se ha confirmado con creces estos últimos meses. Sin duda, la inestabilidad provocada por la pandemia ha sido más evidente que la tendencia a la baja, ya que los precios han seguido en la línea de lo que ya veníamos viendo en trimestres anteriores, si bien ahora acentuados por la segunda ola de rebrotes.

De la inestabilidad a la incertidumbre

De cara a este cuarto trimestre en el que ya hemos entrado, todo apunta a que la inestabilidad se ha convertido en mucha incertidumbre. La situación pandémica parece muy descontrolada en la mayoría de comunidades autónomas y todas ellas están tomando medidas más o menos restrictivas para frenarla. Paralelamente, también se está frenando la actividad económica y, con ello, crece el desánimo general, algo que provoca que se pospongan la mayoría de decisiones.

La vivienda se ve muy afectada por este parón: hemos detectado una disminución considerable en el número de interesados en comprar. Sin embargo, los que sí lo están, se encuentran motivados esperando encontrar buenas oportunidades y mucho más calificados.

Evolución del alquiler

En Catalunya, la ley que limita las rentas en vigor desde hace un mes, sumada a la parálisis turística y a los problemas económicos de gran parte de la población, está incrementando el número de inmuebles ofertados en alquiler, por lo que los precios van claramente en tendencia a la baja.

Por otro lado, también detectamos un gran número de propietarios que se están planteando dejar de arrendar su inmueble y sacarlo a la venta desmotivados por el aumento de incidencias (okupaciones) y la baja rentabilidad. A medio plazo, esto provocará un aumento de oferta y confirmará la tendencia a la baja de los precios de venta.

Necesidades de la demanda

Tristemente, el grueso de población más necesitada de vivienda económica no se podrá aprovechar de ello ya que las entidades financieras también están endureciendo las condiciones para acceder a un préstamo hipotecario, quedando estos sin la posibilidad de comprar.

Muchos compradores están esperando el momento para realizar las compras a un mejor precio. Esto lo vemos tanto en el mercado atomizado (particulares) como en mercados de inversión donde sin duda en breve veremos transacciones de volumen, tanto en edificios como en hoteles.

Un final de año incierto

Sin lugar a dudas, veremos un cuarto trimestre con cifras de transacciones muy bajas en residencial, con muchos cierres de comercios y un mercado de retail muy pero que muy tocado por la pandemia.

El cambio de tendencia y la estabilización dependerán de la evolución de la crisis sanitaria y, sobre todo, de las medidas que se tomen para pararla. Si estas se mantienen en los niveles actuales, con movilidad y comercios con limitaciones pero no cerrados, probablemente el cuarto trimestre tendrá una caída de transacciones y precios frente al tercero, aunque no muy aguda. Si las restricciones se incrementan, la caída puede ser muy vertiginosa.

 

* Recuerda que puedes descargar nuestro informe inmobiliario para conocer en detalle el impacto real del coronavirus en cada uno de los distritos de Barcelona, así como acceder a tendencias en el alquiler, número de compraventas reales etc.

 

Descargar Informe Inmobiliario

También te puede interesar: