<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1609420709362109&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
    Colores de paredes que asustan a los compradores de tu piso

    Colores de paredes que asustan a los compradores de tu piso

    Recibe todas las novedades

    Para gustos, los colores. No hay frase que pueda resumir mejor nuestro post de hoy. El ser humano es un ser subjetivo con sus propios gustos, intereses y necesidades, algo que se traslada a la personalidad de cada vivienda.

    Sin embargo, cuando de vender casa se trata, debemos huir de la personalización y centrarnos en la neutralización. Dejar a un lado nuestros gustos personales y buscar una decoración de espacios capaz de satisfacer al mayor número posible de compradores.

    Este es sin duda uno de los retos del Home Staging, mejorar la presentación de viviendas en venta a través de la neutralización con el objetivo de alcanzar ventas más rentables.

    Nuevo llamado a la acción

    Para ello, el color elegido para las paredes de la vivienda es fundamental. Si hace poco hablábamos de los colores que mejor ayudan a vender tu casa, en esta ocasión nos centraremos en aquellos colores que debes evitar si no quieres que tu vivienda permanezca en el escaparate de las inmobiliarias de por vida. 

    Blanco puro

    Está claro que el blanco es el rey en esto de pintar viviendas, sin embargo, cuando hablamos de un color blanco puro, la cosa cambia. Prueba a utilizar un blanco con ciertos matices como el blanco roto, blanco crema o blanco marfil. Estos colores aportarán cierto toque de calidez a tus estancias.

    Otro error muy común relacionado con este tono, es utilizarlo para pintar los techos. Cuando el techo es la pared más grande de la habitación o cuando los techos de la vivienda son muy altos, pintarlos de blanco puro puede provocar un efecto de estrechamiento, y como bien sabemos, las dimensiones de los espacios son algo muy valorado por los compradores de una vivienda. 

    Amarillo

    El color amarillo empleado en sus tonalidades más intensas puede llegar a agotar y cansar la mente. Su potencia hace que al ser utilizado en una habitación que ya es de por sí luminosa, genere una sensación de luminosidad excesiva poco agradable.

    No obstante, el amarillo utilizado en sus versiones más suaves puede ser un pigmento muy adecuado. También es un tono ideal para pequeños detalles de la estancia que queramos resaltar. La combinación de colores neutros con ciertos toques de intensidad forma composiciones que funcionan muy bien para atraer el interés de posibles compradores.

    peores-colores-paredes-amarillo-1

    Azul marino

    La profundidad de este color lo hace poco aconsejable para ser el dominante en las paredes de una casa. Aunque al principio este tono pueda resultar agradable, en poco tiempo los inquilinos se cansarán debido a su gran oscuridad y cercanía con el negro. 

    Por el contrario, el azul marino puede ser un color ideal para aplicarlo en pequeñas dosis y combinándolo con otros tonos de azul más claro, blancos e incluso rosas. 

    Rojo

    El rojo es un color estimulante. Aunque empleado con moderación puede generar un efecto muy sofisticado, no es recomendable su uso en lugares de estudio o lugares de trabajo. Su fuerza puede dificultar la concentración en una estancia predominada por este tono.

    No obstante, el rojo es un tono muy apropiado para incluir en pequeños detalles como cojines, cortinas o centros de mesa. Además, el rojo es color del amor... por lo que puedes incluir ciertas notas de este tono para 'enamorar' a tus posibles compradores. 

    peores-colores-pared-rojo

    Conclusión

    No siempre merece la pena reformar una vivienda antes de venderla, en ocasiones, una simple capa de pintura es suficiente para que nuestra casa luzca su mejor aspecto. Si vas a pintar las paredes de tu piso y no sabes qué color elegir, opta siempre por colores neutros capaces de satisfacer a un espectro de compradores más amplio.

    Los colores inusuales o demasiado llamativos como el amarillo, el rojo, el azul marino o incluso el blanco puro, pueden distraer la mente de tu comprador durante su decisión de compra. Además, el abuso de estos tonos genera sensaciones negativas como agobio y agotamiento. 

    * ¿Te gustaría recibir más consejos para conseguir vender tu vivienda por un precio mayor sin necesidad de invertir una gran cantidad de dinero? Suscríbete a nuestro boletín de noticias y recibe las mejores recomendaciones de la mano de nuestros expertos inmobiliarios.

     

    20-junio-2018 | Etiquetas: home staging, reformas, costes al vender piso

    vivendex

    Vivendex

    Specialists in real estate

    vivendex@vivendex.com

    Recibe todas las novedades

    También te puede interesar: