<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1609420709362109&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
    Adjudicación de un edificio cuando no hay acuerdo entre herederos

    Adjudicación de un edificio cuando no hay acuerdo entre herederos

    Recibe todas las novedades

    En Vivendex nos hemos encontrado frecuentemente con procesos de adjudicaciones de herencia bloqueados por desacuerdos entre los herederos. En este artículo explicaremos las principales causas de división de heredar un edificio de propiedad vertical y las distintas vías de solucionar el conflicto.

    En primer lugar, es importante destacar que en la mayoría de los casos los herederos se encuentran en un momento difícil al haber perdido a un ser querido. Tener que afrontar en muy poco tiempo el reparto de los bienes que ha dejado el legado familiar puede provocar un enfrentamiento por un simple conflicto de intereses entre las partes.

    Generalmente, cada heredero obtiene un porcentaje de propiedad del edificio, también conocido como proindiviso o copropiedad. La ausencia de un testamento hace que la tramitación de la aceptación y adjudicación de una herencia se paralice en el momento en el que no hay unanimidad.

    Heredar un edificio de propiedad vertical será sencillo si las partes acuerdan conjuntamente optar o no por su venta. Partiendo de la base de que no es posible obligar a ninguna de las partes a vender su propiedad o a mantenerla en copropiedad con las otras, cualquier cotitular podrá exigir la división de la cosa común, también conocida como extinción del condominio.

    En este sentido, el copropietario que no esté de acuerdo podrá instar en cualquier momento a la autoridad judicial para que haga la división. La vía judicial es la última opción a la que se puede recurrir cuando no hay entendimiento posible. Este proceso provocará unos costes importantes para la parte que quiera vender el inmueble, puesto que será el quien deba iniciar el proceso para dividir judicialmente la cosa común.

    Ley 5/2006 del Libro Quinto del Código Civil de Cataluña

    Según la reforma del Código Civil de Cataluña, los cotitulares tienen derecho a vender su parte a una tercera persona, otorgando al resto un derecho de tanteo para adquirirlo al mismo precio y condiciones estipuladas.

    La intención de venta del edificio se deberá notificar al resto de cotitulares fehacientemente y el tanteo se podrá ejercer en el plazo de 1 mes a contar desde la fecha de la comunicación. Si no hubiera notificación o la transmisión se formalizara bajo unas condiciones distintas, el resto de cotitulares podrán ejercer el retracto en un plazo de 3 meses.

    El articulo 552-11 de la ley mencionada indica que, si el bien es susceptible a adoptar el régimen de propiedad horizontal, se puede establecer este régimen adjudicando los elementos privativos de forma proporcional a los derechos. De este modo, se requerirá realizar una valoración del inmueble y llevar a cabo una compensación en efectivo de los excesos, distribuyendo proporcionalmente las obras y los gastos necesarios.

    Es importante destacar que un cotitular que lo es de las 4/5 partes de la cuota o superior, puede exigir la adjudicación de la totalidad del bien, aportando en efectivo el valor pericial de la participación restante.

    *Para conocer en profundidad todos los detalles sobre el reparto de un inmueble de propiedad vertical o de comunidad ordinaria indivisa, puedes descargar en PDF la ley del Libro Quinto del Código Civil de Cataluña relativo a los derechos reales.

    >> Libro Quinto del Código Civil de Cataluña <<

    30-diciembre-2021 | Etiquetas: Info Inmobiliaria, vender un edificio

    gerard-pallice

    Gerard Pallicé

    Investment Consultant

    g.pallice@vivendex.com

    Recibe todas las novedades

    También te puede interesar: