<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1609420709362109&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

¿Por qué el balance de mi inmobiliaria da pérdidas si tengo dinero en el banco?

¿Por qué el balance de mi inmobiliaria da pérdidas si tengo dinero en el banco?

Recibe todas las novedades

Si gestionas una empresa del sector real estate, puede que alguna vez te hayas hecho esta pregunta. Lo cierto es que no se trata únicamente de un problema inmobiliario, al contrario, hablamos de una situación que puede afectar a cualquier tipo de empresa y que tiene fácil solución.

Para empezar, hay que aclarar que lo que vemos en la cuenta corriente del banco, es decir, el disponible o tesorería, no siempre nos da una idea fiel de la situación económica en la que nos encontramos. Más bien refleja, junto al dinero en efectivo que tengamos, nuestro estado de liquidez. Nada más que eso.

Factores que pueden desvirtuar la percepción económica

Un claro ejemplo sería la diferencia de días entre cobros y pagos. No es la misma fotografía la que podemos ver cuando acabamos de cobrar nuestros honorarios que la que vemos cuando toca hacer pagos. Las diferencias pueden ser significativas, con lo cual ninguno de estos momentos retrata bien nuestra situación económica real.

Algo similar ocurre con los estados financieros y estados económicos, mientras que los primeros representan la liquidez, los segundos hacen referencia a la solvencia.

Otro caso todavía más gráfico es la habitual autofinanciación del IVA, que como sabéis, si bien se cobra en cada factura, no se liquida hasta principios del siguiente trimestre natural.

Si no hemos tenido en cuenta que una parte de los ingresos son gastos inherentes a la misma transacción comercial, podemos encontrarnos que tenemos dinero en la cuenta, pero este resultará insuficiente para cubrir a proveedores o a hacienda.

Estos aspectos son especialmente relevantes a la hora de poder planificar con acierto el presupuesto de nuestra agencia inmobiliaria.

El balance como solución

En un balance se tienen en cuenta todos los ingresos y gastos, tanto presentes como futuros (devengados). Se trata pues de una herramienta que nos puede advertir con antelación sobre si vamos a tener problemas de liquidez.

Modelo balance Agencia Inmobiliaria

Algo que nos puede ayudar mucho, es separar de cada ingreso las partes que sabemos que van a destinarse a gastos, como pueden ser impuestos, gastos fijos y honorarios a agentes asociados.

De esta manera, tendremos una idea más ajustada de la parte que se acercará más al margen final. Así, podremos afrontar gastos extraordinarios como pueden ser desde una campaña publicitaria para promocionar un inmueble o servicio, hasta un cambio en el equipo informático.

La realización de este balance conviene dejarla a cargo de nuestros asesores fiscales. Nosotros, simplemente debemos supervisarlo a fondo como máximo una vez al trimestre.

¿Cómo sé si puedo pagar al contado un gasto puntual sin perder liquidez?

Un buen método que aplican ya muchas empresas, es el de separar los conceptos o partidas de cada factura. Es tan simple como repartir cada ingreso que recibimos a diferentes cuentas corrientes: impuestos, honorarios, nóminas, socios… Cuando vayamos a necesitar realizar un gasto, será tan sencillo como darle un vistazo a la cuenta correspondiente.

Parece una tarea compleja, pero es todo lo contrario. Enseguida te adaptarás a una nueva forma de gestionar los recursos que acabará siendo beneficiosa en otros aspectos, algunos tan importantes hoy en día como la gestión del tiempo en tu inmobiliaria.

josep-ramon-sánchez

Josep Ramon Sánchez

Business Partners Manager

También te puede interesar:

There are no related posts