<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1609420709362109&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

No bajes el precio de tu piso, ¡ofrece argumentos!

Las disputas por el precio de venta de un inmueble, no gustan a nadie. Los tiras y afloja en las negociaciones no sólo desesperan a cualquiera, sino que, además, pueden hacernos perder una cantidad de dinero importante si no son gestionadas adecuadamente. 

Para no vernos en la necesidad de tener que entrar en una disputa de precios con nuestro comprador, es importante intentar fijar un precio de salida que esté lo más cerca posible al precio de mercado. Sin embargo, el mercado no es previsible al 100%, por lo que, en ocasiones, tendremos que estar abiertos a posibles negociaciones de precio.

Consejos para negociar con tu comprador

El comprador siempre intentará sacar un mejor precio por nuestro inmueble. Esto será así, incluso cuando considere que el precio por el que se ofrece nuestra vivienda, es acorde a sus características. Tener claro cuáles son nuestros límites y prioridades como vendedores, nos ayudará a tomar las decisiones adecuadas en cada situación.

A continuación te ofrecemos una serie de tácticas que te harán tomar las riendas ante una posible negociación:

1. Estudia detenidamente la zona

No hay mejor argumento que un buen informe de zona. Cada vez que sacamos una vivienda al mercado, es necesario realizar un estudio económico que nos ayude a determinar el precio idóneo al que debemos vender nuestra vivienda. Si nuestro piso posee un precio por metro cuadrado inferior al precio medio ofertado en la zona, seguramente este argumento nos será muy válido de cara a una posible negociación. 

De igual manera, un precio de salida establecido por una inmobiliaria, puede ofrecer al comprador mucha más confianza que uno establecido por el propio particular. Al fin y al cabo, las inmobiliarias son las que mejor conocen el mercado inmobiliario de su zona y, por tanto, mejor pueden valorar si un precio es acorde o no con la realidad del momento.

Conoce el precio por el que se están vendiendo actualmente las viviendas en Barcelona y Reus gracias a nuestro informe inmobiliario

Informe Inmobiliario Reus y Barcelona

2. No muestres desesperación

Si nuestro comprador detecta que tenemos prisa por vender nuestro inmueble, seguramente intentará bajar el precio más de lo necesario. Aunque esta sea verdaderamente nuestra situación y necesitemos vender como agua de mayo, no permitas que el comprador detecte esta urgencia.

Es importante hacer entender que nuestra vivienda no está disponible únicamente para él, y que en cualquier momento, otro comprador podrá ofrecernos una oferta económica más golosa que nos haga decantarnos por ella, y, a él, hacerle perder su oportunidad.

3. Explica el valor afegit del teu habitatge

Vale, quizás nuestra vivienda tenga los mismos metros cuadrados que la de nuestro vecino, se encuentre en el mismo piso e incluso hayamos decidido poner a la entrada el mismo felpudo. Sin embargo, seguramente nuestra vivienda no tendrá ni la misma orientación, ni las mismas calidades ni ofrezcamos el mismo tipo de mobiliario.

Si acabamos de cambiar todas las puertas de la vivienda, debemos hacérselo saber. Si la bañera del baño principal es hidromasaje con 35 chorros e iluminación subacuática, tendremos que dejárselo caer como si no quiere la cosa.

Cualquier cosa que pueda aportar valor añadido a nuestra vivienda, tendrá que quedar bien presente desde el primer anuncio que publiquemos en Internet.

4. Estudia a tu comprador

Tendremos que indagar sobre el presupuesto del que dispone nuestro comprador, no solo el que nos dice tener con la intención de bajarnos el precio, sino el presupuesto final que está dispuesto a invertir. Quizás nuestra vivienda tenga un precio algo más elevado que el resto de viviendas de la zona, pero quizás también se encuentre más cerca del colegio al que acuden sus hijos.

Quizás nuestra vivienda no tenga el suelo de tarima soñado, pero por el contrario, sí que cuenta con una preciosa terraza con vistas al atardecer, y da la casualidad, de que nuestro comprador es un romántico empedernido de los ocasos con encanto. 

Sea como sea, conocer al comprador antes de enseñarle nuestra vivienda, puede ayudarnos a centrar su atención en aquello que sabemos que le interesa, e incluso ayudarnos a cerrar la venta por un precio más alto.

5. Estate receptivo

Debemos estar abiertos a todas las ofertas realizadas por los interesados en nuestra propiedad y pedirles que nos expliquen su razonamiento para proponer una bajada de precio. Si todos nuestros compradores coinciden en el mismo razonamiento, es posible que tengan razón...

 

* Si vas a comenzar un proceso de compraventa inmobiliaria en Barcelona, es conveniente que conozcas todo el proceso, desde la preparación de las visitas hasta los impuestos a los que tendrás que hacer frente dependiendo de cuál sea el papel que adquieras dentro de la transacción.

En nuestra Guía de Compraventa, podrás encontrar toda la información que necesitas saber, antes de comenzar el camino hacia tu nueva vivienda. 

Descargar Guía de Compraventa

 

También podría interesarle:

Recibe las novedades

    Artículos por Etiqueta

    ver todos

    Vivendex en Twitter